Lo tuvimos 48 horas. Fue suficiente para disfrutarlo, y para comprobar lo interesante que es la navegación en catamarán, desde luego mucho más que en un monocasco.

En los dos días, navegamos desde Málaga a Ceuta, con escalas en los puertos de Gibraltar y Ceuta. Tuvimos desde mar en calma, en la primera singladura hasta Estepona, hasta viendo duro, en la
segunda singladura entre Punta Europa y Ceuta. Y hasta pudimos subir el spí asimétrico que hay a bordo frente al faro de Calaburras, en la tercera singladura.

En general muy satisfechos los siete tripulantes. Repetiré si puedo. Gracias.